Barrera de puerta de metal Safety 1st Close

Para dividir una habitación, no hace falta comprar una puerta. Para mantener a vuestras mascotas fuera de un espacio establecido, no hace falta comprar una puerta. Para asegurar a vuestros bebés protegiendo las escaleras, no hace falta comprar una puerta. Para solucionar todos estos problemas rápido, económico y sencillo, hace falta comprar esta barrera de puerta.

Usos

Esta puerta puede ser utilizada en varias ocasiones y se ajusta muy bien para lo que la necesitéis. Si vosotros tenéis un perro en casa, y quieren mantenerlo lejos de la cocina, puedes instalarla y mantenerlo lejos. En este aspecto también puede funcionar en el sentido contrario. En caso de que desees tenerlo adentro en una habitación encerrado. Sin embargo, para sacarlo a pasear es mucho mejor una correa retráctil.

Por otra parte, vuestros hijos pequeños estarán a salvo en la habitación que vosotros lo delimites. (Puede sonar cruel, pero la seguridad  esta primero). Por su tamaño y materiales, se ajusta fácilmente a la mayoría de marcos que hay en las casas u oficinas. Además, puede instalarse en la parte de arriba o debajo de algunas escaleras para tener la confianza de que no pasarán accidente tanto con bebés como con mascotas.

Instalación en pocos minutos

Un aspecto fundamental e importante, es que no es necesario abrir agujeros, por ende, no hará falta tener taladros ni herramientas. Para instalarla solo debéis medir el lugar para que no sea ni más pequeño de 73cm ni más grande de 136cm.

Luego, hay que hacer presión con los extensores para mantenerla fija, y ¡Listo! Una reja-puerta con seguro y apertura de mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *